fbpx

Feliz San Valentín!!!

No es una fecha señalada en nuestro calendario y no es por nada, solo que siempre he pensado que hay que demostrar el amor todos los días del año.

No soy de flores, ni de peluches o cosas así, algo que bien sabe mi marido, por eso en este día suele hacer algo fuera de lo tradicional.

Hace justo un año me sorprendió pasando el día en mi lugar favorito, el faro de Trafalgar y sus alrededores. Para mi es un lugar mágico y siempre que paso por allí vuelvo con las pilas cargadas, así que pasamos un día genial con nuestro perrito Snoopy y justo cuando llegamos al faro, me sorprendió pidiéndome matrimonio con una pulsera muy especial.

Estas pulseras las compramos en un mercadillo de artesanía de Caños de Meca la primera vez que fuimos juntos. Pues bien, se rompieron en pocos meses, él las conservó y las arregló para la pedida en ese lugar tan especial para nosotros.

Para mi fue más bonito y romántico que cualquier anillo comprado en una joyería y que solo tiene valor económico. Aunque no se trate de un objeto excesivamente caro, nuestras pulseras tienen un gran valor sentimental.

Desde aquí quiero animar a esos novios, que están pensando en hacer una pedida en estos días, a que lo hagan con algo realmente especial para su pareja. No hace falta gastarse una fortuna en un anillo caro, un restaurante de prestigio o hacer un viaje relámpago hacia alguna ciudad extravagante, solo hay que pensar en ese amor que os tenéis y sorprenderla con eso que significa tanto para ella.

Resulta más fácil el modo tradicional, pero ánimo, es hora de demostrarle que realmente la conoces y quieres pasar el resto de tu vida junto a ella.

Fotografías: Gabriel Navasbloglovinspainonline

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Siguenos en: